Montar en el Tío-VIVE

-No me gustan los lunes, no me gustan los lunes y no me gustan los lunes. ¿Os ha quedado claro? Pues eso…
– Queda claro por partida triple.
– Pues para mí tiene su encanto… ¿Qué queréis que os diga?
– El único encanto que le veo es que el lunes ya le falta menos a la semana para ser nuevamente ‘feriado’, como dicen los argentinos.
– Os propongo que impulsemos un grupo en el ‘Face’ bajo el epígrafe ‘Yo también prefiero dos días de vacaciones que uno de trabajo’.
– Pero se puede saber de dónde te viene esa animadversión.
-Tengo dos motivos.
– El primero es…
– Que después de la calma del fin de semana, viene la tempestad.
–  Espero que tu segundo razonamiento tenga algo más de consistencia.
– Los lunes son el producto de los resultados de fútbol, basket, las ‘valerianas’, Nadal, Alonso… son, en muchas ocasiones, la excusa perfecta para ser maleducado y poder espetar un gruñido tal como ‘gggrrrrrr’ cuando alguien que es ajeno a tus problemas paga los platos rotos de que tus neuronas hayan entrado en conflicto y se muestran incapaces de ubicar cada cosa en su sitio.
– Cuando has llegado al trozo de las neuronas me he perdido. ¿Puedes repetírmelo despacito y como si tuviera cuatro años, por favor?
– Faltaría más. Mira, te levantas, duchas y vas a por el pan y por el camino te vistes de marca o como un mendigo pordiosero.
– Estupendo. Sales de casa en ‘pelota picada’ y te vas vistiendo.
– Sí, así es. Fijaros, la historia funciona como que cruzas el primer comentario y evidentemente es de basket. El resultado te coloca camisa, polo o camiseta. Ganar por 2-0 en la eliminatoria te da derecho a camisa azul cielo liso arremangado tres cuartos. Y que el Sporting por fin hiciera oficial el ‘match point’ que certificaba su permanencia, te coloca unos tejanos sin agujeros, limpios y planchados.
– Entiendo, las ‘valerianas’ entonces son el calzado. Subcampeones. Por tanto, mocasines o deportivas cómodas.
– Falta un detalle: la ropa interior…
– Y los complementos también.
– Si eres culé o merengue y has ganado, los C.Klein a tono con la camisa. Si has perdido, procuras que nadie se entere y con los mofletes colorados de vergüenza, vas al cubo de la ropa para lavar, recuperas el calzoncillo del domingo porque el lunes será largo y vas a tener que aguantar de todo un poco, con el ‘trasero prieto’ toda la jornada, y ya se sabe que un descuido…
– Recapitulemos. Tu vestimenta de los lunes refleja tu estado de ánimo. ¿Correcto?
– En cierta manera… sí.
– Dejando la broma a un lado, pienso que el deporte, tanto nacional como local, influye de forma agresiva en nuestro estado de ánimo y no deberíamos mostrarnos tan preocupados por algo tan incontrolable como la competición deportiva.
– Me decía Ángeles de Tecnográfico, a propósito de emociones fuertes derivadas del segundo partido entre Menorca Bàsquet y Breogán, que la Isla no cuenta con un parque con norias, tío-vivo, etc, y por tanto tenemos que buscar esas sensaciones fuertes que nos mantengan enchufados y vivos.

– Estupendo, ya que nosotros no tenemos ‘tío-VIVO, nos embarcamos en el tío-VIVE y un día de éstos nos da un ‘yuyu’ que en Urgencias del ‘Mateu Orfila’ se forma una cola similar a la de los casting de ‘Operación Triunfo’.
– Pues al final te voy a tener que dar la razón: No me gustan los lunes, no me gustan los lunes y no me gustan los lunes.
– ¿Sabéis en qué estaba pensando?
– Ni idea.
– Estaba pensando en que si el deporte y sus resultados influyen en nuestra elección de la ropa los lunes… pues… jajajajaja.
– Vamos, suéltalo ya…
– Estaba pensando que como al Atlético de Madrid le dé por ganar las dos finales que tiene pendientes… habrá que ver cómo se viste el bueno de Kiko Fábregues.
– No hace falta decir nada más: El fútbol es así.
– Amén.

Comments are closed.