¡¡¡ Uep-cam… !!!

– Vamos a tener que ponernos serios y establecer normas… normas de puntualidad, por citar un ejemplo… ah, y también de educación, por lo que… buenos días.

– Primero disculpas por el retraso y en segundo lugar… ‘web cam’.

– Aceptadas las disculpas, y no se dice así, se dice ‘uep com’, y se trata de una cordialidad que hace mucho tiempo han puesto de moda en Alaior.

– ¿De qué demonios me estás hablando?

– La gente, por supuesto en plan jocoso y divertido, cuenta que los alaiorenses inventaron internet ya que se saludan así: ‘uep-com’.

– Conocía el tema, pero yo he dicho, y repito, ‘web cam’.

– Reconocerás que esta contraseña parece más una adivinanza que otra variante sobre el tradicional ‘bon dia’.

– Resulta que no se trata de un nuevo saludo y mucho menos, tiene nada que ver ni con la adivinanza ni nada parecido. Es el invento tecnológico más importante del momento… al menos para mí. ¡Viva la web cam!

– Estás como una cafetera. O sea, que los avances médicos, la lucha contra el cáncer, el ADN, intervenciones quirúrgicas faciales impensables y no sigo para no aburrir, quedan minimizados por el descubrimiento éste con nombre de saludo matinal alaiorense, ¿no es así?

– Te equivocas de ‘pe a pa’. Hace años, muchos años… muchísimos años, cuando hablábamos del 2000, pensábamos que todos iríamos vestidos con trajes espaciales, los coches no tendrían ruedas y flotarían como naves espaciales, y sin embargo no ha sido así, ¿verdad?

– Es evidente. ¿Dónde quieres llegar?

– Es obvio que no ha sido así, pero si por aquel entonces nos hubieran dicho que hablaríamos por teléfono caminando por la calle, que en esta misma calle encontrarías una ventana –cajero automático– y podrías sacar dinero, que una máquina llamada ‘personal computer’ u ordenador y a través de un canal denominado internet tendríamos el dominio virtual informativo y comunicativo del mundo… sabéis qué hubiéramos pensado..

– Sí, que te anticipabas a las segundas partes de  ‘Alicia en el país de las maravillas’ o que Julio Verne te había poseído.

– Es lógico entonces, y legítimo, aprovecharse del momento tecnológico que nos brinda la vida.

– Ya veo,  ‘ponga una web cam’ en su vida’, ¿verdad?

– Respuesta afirmativa, si confluyen las circunstancias.

– ¿Y éstas son…?

– Por ejemplo, que un hijo se vaya a estudiar fuera de la isla. El caso es que mi hija Silvia estudia en Palma de Mallorca y nosotros a través de la ‘cam’ y un bendito programa llamado Skype, hablamos y nos vemos la mayoría de las noches.

– No suena mal del todo, pero lo veo algo frío.

– ¿Frío? Te vas preparando durante casi veinte años para que se produzca una separación tan esperada como lógica, llega el día y te pones a llorar que parece que vamos a tener que recurrir al Arca de Noé si continúas así, el dolor entre físico y psíquico es de 9,5 en la escala de Richter y finalmente, llega la noche, te conectas y la vez en la pantalla a tiempo real, charlando contigo de tú a tú… simplemente una maravilla.

– Mira que eres exagerado.

– Dime exagerado o lo que tú prefieras, que es un parche y no una rueda nueva, que es descafeinado y no un café puro y duro, que no es genuina la bebida porque es ‘light’… te lo admito, pero mi coche camina con el parche, desayuno perfectamente con algo caliente y cuando la sed me aprieta, pido un refresco, ¿te das ‘cuen’?

– Me convences a medias tirando a tres cuartos.

– Vale, pues que te acabe de convencer el pobre ecuatoriano a miles de kilómetros de su hogar y que sabe que tiene una criatura pero que desconoce cuándo va a verla otra vez.

– Ahí me has dado… he de reconocerlo.

– Como castigo a tu tozudez, hoy pagas tú los desayunos.

–  Jo, ¿y eso?

– Muy sencillo, porque hoy es tu ‘Feliz-feliz NO cumpleaños’.

– De acuerdo, te lo pagaré vía ‘video conferencia’.

—Uep-com.

– Que no jolines, que es una ‘web cam’.

– Pues como si de una película se tratara… ‘The end’.

– O sea, que no invitas… no ha ‘colao’.

Comments are closed.