Tres historias, tres

Reunidas las tres partes que formamos El clan… y por la unanimidad que otorga ser dos mujeres contra un hombre, decidimos que de vez en cuando –es decir, hoy- echaremos mano de la fórmula del artículo de opinión, monólogo… disparate.

Pregunta. ¿A que no saben a quién le ha tocado la suerte de empezar hoy? Efectivamente… y es que dos contra uno es, como digo, unanimidad. En fin…

Les cuento tres historias cortas y tienen que adivinar cuál es la falsa, ¿vale?

UNA NOVELA, LA PRIMERA. Como saben todos ustedes, recientemente he publicado ‘Aquí la kw23, ¿me prestas tu alma?’, una novela sencilla, prólogo del amigo, escritor y poeta Vicente Martínez, Editorial Círculo Rojo, y tras agotar una tirada de ejemplares cercana al centenar, me envalentono y duplico con urgencia una reimpresión con la misma cantidad. Pasan los días, agravados con fiestas navideñas y de otra índole local y cuando se restablece la normalidad (?) en el calendario, me apresuro a preguntar sobre situación del pedido, día y hora de entrega y… ¡¡¡Sorpresa!!! Salieron de imprenta destino Mahón pero nadie sabe dónde fueron a parar. O sea que puede que los dos paquetes se encuentren en una librería de Manhattan, en el kilómetro 3,4 de la Muralla China o al pie de una pirámide en Egipto… Y yo te pregunto… ¿Me he inventado esta historia para promocionar mi novela o… ‘cabreo habemus’?

TODO VALE, LA SEGUNDA. La modelo Irina Shayk promocionó en la Ciudad Condal una campaña publicitaria para Desigual, un acto que arrastró un número de periodistas importante, de los primeros medios de comunicación, más interesados en preguntar por su pareja, el madridista Cristiano Ronaldo, que por su trabajo como profesional de la moda. Puedo entender preguntas  sobre el día a día, para cuándo un bebé… pero cuando le solicitaron que pronunciara frases tipo ‘visca el Barça’,  ‘força Barça’, la modelo se enfundó el vestido de señora y con una sonrisa enorme y sin perder la compostura, declinó el caramelo envenenado que intentaban que Irina engullera, papel del envoltorio incluido.

He defendido mi condición de periodista aunque sin certificado oficial que lo valide, por lo que quien lo posee tiene mi respeto y admiración… siempre que (me) demuestre precisamente que esos estudios fueron bien aprovechados y no cayeron en saco roto. ¿Es lícito el ‘vale todo’ en una entrevista (?) a un@ famos@? ¿Existió realmente Irina y su viaje a BCN?

ayala

PIEDRA, LA TERCERA. Existe una mujer (Tere) que, cosa que le llama la atención, saca el móvil y dispara (fotografía) a quemarropa, y la prueba es la ilustración de hoy en este especial El clan…

– ¿Qué estabas pensando?, me preguntó.

– Nada en especial, contesté

– ¿Mujeres, fútbol… ambas?

– Te recuerdo que soy un hombre y según vosotras, no sé hacer DOS cosas a la vez… En realidad estaba pensando cuál de las estatuas que recuerdo hay en Mahón, es decir la del Teatro Principal, la de la Plaza Colón, la Sirenita y esta, deben recordar los visitantes cuando en su tierra piensen en nosotros.

– Creo que deben pensar más en el gin, la sobrasada, el queso y las albarcas que en monumentos y estatuas.

– Chica, me dejas de piedra con tu respuesta.

– De piedra me voy a quedar yo si la audiencia no sabe cuál es la historia falsa de las tres que has planteado.

– Si tienen dudas… que piensen un ratillo, ¿vale?

 

Comments are closed.