Archive for Diciembre, 2014

¿Está el señor de la casa, por favor?

Lunes, Diciembre 15th, 2014

Son las 15,30 horas del la tarde de un lunes cualquiera. Sentado en mi despacho, con el auricular/micrófono puesto parapetado para recibir la primera llamada telefónica de la semana. La espera se prolonga 5’ minutos… 10’… 15’… por fin suena el celular fijo, ya empezaba a preocuparme. Dejo que suene tres veces, más que por otro motivo para comprobar si se arrepiente. Me equivoco, por lo que…

.- Si, dígame.

.- Buenas tardes señor. ¿Es usted el señor de la casa, por favor?

Alguien que me aprecia mucho, me ha facilitado varios consejos para evitar el ‘spam’ telefónico del que somos víctimas miles y miles de miembros pertenecientes a la AVAAS Asociación de Víctimas Afectadas Anti-Siesta. Dice que conteste afirmativamente y que la haga esperar mientras la encuentre, hasta que se canse de esperar y termine por colgar… también que opte por vacilar. ¿A qué no saben por cuál de ellas escojo?

.- ¿Puede decirme quién es usted y el motivo de su llamada, por favor?

.- Le habla Carla Emilia ¿Si?, y le llamo de la empresa telefónica Estrella Cinematográfica ¿Si?… ¿Es usted el señor de la casa, señor?

.- Somos cuatro miembros en esta casa, señorita ¿Carla Emilia dijo?… dos hombres y dos mujeres. Resulta que para tratar ofertas, supongo que su cordial llamada es para ello, estamos de guardia semanas alternas, por lo que importa poco si soy o no el ‘señor de la casa’. ¿Me entiende señorita… Carla Emilia dijo?

.- Entiendo señor. ¿Puedo hablar con el señor que está de guardia para estos menesteres, señor?

.- Usted, señorita ¿Carla Emilia dijo?, da por hecho que es un varón el que está de guardia esta semana, ¿Por qué este predeterminado trato discriminatorio en cuestión de género señorita ¿Carla Emilia dijo??

.- Disculpe señor. ¿Podría hablar con la persona responsable ¿si? de recibir las ofertas de carácter telefónico, por favor señor?

.- Hombre, me lo pide usted con tanta educación que no puedo negarme. ¿De parte de quién es, por favor señorita?

Carla Emilia de todos los Santos empieza a aumentar el tono de voz, sin llegar a ofender pero algo mosqueada…

.- Le habla Carla Emilia ¿Si?, y le llamo de la empresa telefónica Estrella Cinematográfica ¿Si?… ¿Es usted el señor de la casa encargado de atender ofertas telefónicas, señor?

.- Está usted de suerte señorita ¿Carla Emilia dijo? Debería ir pensando en comprar un cupón de la ONCE. Entré de guardia para atender ofertas telefónicas hace cuarenta y cinco minutos… ¿Qué se le ofrece en su cordial llamada?

.- Le llamo de la empresa telefónica Estrella Cinematográfica ¿Si? mi nombres es Carla Emilia ¿Si? El propósito de esta llamada es ofrecerle…

.- Un momento, un momento señorita… ¿Carla Emilia, dijo? Doy por supuesto que está grabando esta conversación ¿Podría enviarme una copia por favor señorita… ¿Carla Emilia dijo?

Todavía no me ofende pero aquella voz melosa entre sudamericana y canaria se agrava y parece haber hecho gárgaras con vodka y unas gotas de whisky…

.- Sí señor, le habla Carla Emilia ¿Si?… ¿Quiere una copia de esta conversación, dice? ¿Puedo pedirle los motivos, señor?

.- Mire usted señorita ¿Carla Emilia dijo? Le haré una confesión: Todos dicen que tengo voz de barítono y como no tengo aparato grabador, me preguntaba si ustedes me podrían enviar una copia, así me escuchaba y saldría de dudas. Quiero suponer que sería un servicio gratuito, verdad señorita… ¿Carla Emilia dijo?

Carla Emilia de todos los Santos aumenta el tono de voz y se lanza torpemente a mi yugular. No sabe que la juventud es una enfermedad que sólo la cura el paso de los años.

.- Disculpe señor ¿Si?, le habla Carla Emilia ¿Si? de la empresa la Estrella Cinematográfica ¿Bueno, si? Permítame que le pregunte si me está vacilando o bien…

.- ¿Vacilando dice señorita… Carla Emilia dijo? Me gustaría comparar la suya con las otras 274 copias de sus compañeros y compañeras en las que alto y claro manifiesto mi deseo, y lo hago con mis facultades mentales meridianamente claras, de no recibir llamadas para ofertar sus maravillosas e inigualables condiciones en tarifas con o sin letra pequeña solicitud que con el número 275 le hago extensiva a usted señorita… ¿Carla Emilia dijo?

Carla Emilia de todos los Santos simple y llanamente enmudece. De forma educada se disculpa y dice que marca con una ‘x’ la casilla en que puede leerse ‘no insistir’. Espero que grabe los cambios realizados en mi ficha personal…

Ahora el reloj indica que son las 16,15 horas de la tarde de aquel mismo lunes, continuo sentado en mi despacho, con el auricular/micrófono puesto parapetado para recibir otra llamada telefónica qué no se hace esperar,

.- Sí, dígame.

.- Buenas tardes señor, le habla Julio Alberto, pertenezco a la empresa telefónica…

.- ¿Julio Alberto dice? Vaya hombre, tiene usted nombre de exfutbolista del Barcelona… uy perdón, no quise entorpecer su estrategia. Dígame señor ¿Julio Alberto dijo?