Si Donald Trump fuera el presidente del Consell insular de Menorca

Reunión a las 17 horas con café insustituible como animal’ de compañía. ¿Objetivo? Programar, organizar, decidir… los próximos capítulos de ’El clan…’ y como suele ser habitual –y eso que sólo somos tres- los temas nos desbordan, se caen por los suelos mientras decidimos si nos inclinamos por generalizar en ellos o bien ceñirnos a la actualidad. Me postulo por la segunda iniciativa ante la ‘avalancha’ de opciones (¿) que presentan los dos tercios del triunvirato. En fín…

– Yo escribiría algo actual pero sin dramatizar, algo que pudiéramos sacarle un poco de juego, no sé… algo diferente. ¿Qué os parece?

Hago esta avanzadilla para ver si aquellos dos tercios dan señales de vida, propongo contar el sueño que tuve la otra noche, circunstancia que cuenta con el pleno de votos a favor, es decir votos emitidos 3. A favor 3…o sea, me ha tocado.


Les pongo en situación. Los psicólogos y entendidos en la materia dicen que para empezar bien el día y afrontar con fuerte dosis de positivismo los avatares que puedan surgir y para terminarlos -también para acudir al descanso nocturno con la mente libre de preocupaciones ajenas a nuestro entorno más inmediato-, optar por no ver los telediarios ni escuchar los boletines horarios radiofónicos.

Como todo en esta vida, y como diría un amigo nuestro, Pedro Gomila, ‘todo en esta vida es opinable’. El caso es que la otra madrugada me desperté sobresaltado por culpa de un maldito sueño. Parecía tan real, inevitable y el caso es que yo pensaba para mis adentros ‘tranquilo que todo está siendo un sueño’.

– Venga Rafa, al grano, ¿qué te despertó?

– Soñé que se habían celebrado elecciones generales y como presidente del Consell Insular de Menorca salía proclamado…no os lo vais a creer, no sé cómo decirlo, la verdad es que…

– ¡Vamos, vamos¡

– Está bien, ahí va: Soñé que Donald Trump era elegido por las urnas y democráticamente, y os advierto que la que se ría de mi sueño no le hablo en una semana, ¿vale?

– (Silencio absoluto)

– Escuchadme bien porque no tiene desperdicio. En su programa electoral llevaba como principal tema la creación de un muro que separe Menorca en dos mitades, la zona de Ciutadella con la de Mahón, la capital. Y no separadas por pared seca como cabía esperar, sino que la separación se llevaría a cabo poniendo en línea y seguidos una taula talayótica, una naveta y un dolmen, una taula talayótica, una naveta y un dolmen…y asi hasta finalizar, tal que copiar y pegar.

– Eso no te lo has inventado porque yo el otro día escuché en la radio o en la tele, en un programa de variedades, cómo se llama, como se.. sí claro ‘Salvame de luxe’.

– ¿Y qué carajo dijeron?

-Qué sé yo, ya no me acuerdo, me encontraba mal, oí campanas pero no exactamente de qué iglesia tocaban, así que, continúa Rafa con tu sueño, por favor.

– Continúo pero como alguna de vosotras hable, yo me callaré.

– Pero vamos a ver Rafa, ¿Qué hace un ‘yanky’ en el Gobierno de Menorca. No tiene sentido alguno, ‘alma de cántaro’’.

– Sea cual sea el motivo, Trump era nombrado presidente del Consell Insular de Menorca a título oficial, y del Condado de Donald Trump, vosotras reíros pero yo casi me caigo de la cama y lo último que recuerdo es… no estoy seguro… Claro, ahora me acuerdo… quería eliminar la edición escrita de Es Diari y dejar sólo la edición digital, el Menorca.info, … qué mal me lo pasé, yo no le veo la gracia por ninguna parte.

– Bueno, eso tiene sentido porque es un tema de tertulias de radio y televisión, está a la orden del día pero dime, ¿qué fue lo que te despertó tan sobresaltado…? ¿Algo más fuerte, ‘soñador de la pradera’?

– La decisión del magnate americano con nombre de pato de factoría de ficción, era reducir a menos de un tercio las rotondas que hay en toda Menorca, en todas las localidades, las que hay en carreteras…me volvía como loco viendo su rueda de prensa. No os lo podéis ni imaginar.

– ¿Algo más?

– Las webs de los ayuntamiento y del propio Consell, todas en castellano o inglés, el catalán ‘fot el camp’

– Y vas y te despiertas, ¿no?

– Reconozco que desperté serio, el trago fue largo y malo de narices, nervioso, enfadado, con los ojos rojizos sin saber qué hacer o qué decir, con respiración alterada.

– …

– Pero es que no os he contado lo más fuerte de la historia. Es increíble pero al finalizar decía el nuevo presidente del Consell Insular de Menorca: ‘He estudiado detalladamente vuestras fiestas patronales y habrá que hacer reestructuraciones importantes.

– ¿Reestructuraciones importantes? Ara ve lo bo.

– Por ejemplo, en Ciutadella no salen caixers femeninas. A partir de ahora, saldrán. Y en el resto de poblaciones, estableceré la paridad, es decir, 50 % de caixers y 50 % de caixeras. He dicho.

– Qué fuerte, qué fuerte, que fuerte…’e-increíble’, que diría Bisbal.

– Pero lo que realmente me despertó es cuando amenazó que en la próxima reunión consigo mismo decidiría lo de Menorca Talayótica, la explotación de La Mola, el contencioso de la familia Rubió, la ecotasa, qué hacer con el hospital militar y los cuarteles castrenses de las explanadas de Mahón y Es Castel, fiestas de Sant Joan, que el Sporting vuelva a Segunda, Unión y Menorca a Tercera y el Vive Menorca a la ACB,… Ah, y se me olvidaba… campos de golf, muchos.

– Dicen que la realidad supera la ficción…y quizás los sueños, por aquello de sentirlos tan ‘vivos’, afectan en lo físico y en lo psicológico.

– Por cierto, S’Enclusa está cerrada, ¿verdad?

– ¡Uy!, qué peligro, ¿no?

– El problema es que este tipo de personas son un entretenimiento para los medios de comunicación, contertulios, comentaristas, columnistas, editorialistas, que dan mucho juego para el dime y el direte de barra de bar, pero yo pregunto, ¿qué pasaría si a un incalificable Donald Trump le diera por inventarse una situación conflictiva tipo ‘La Isla del Peregil’, o tuviera que lidiar con un miura llamado Gibraltar? No ho vull ni pensar.

– Os acordáis de rezar. Pues venga, los tres en formato de coro… “Padre nuestro que estás en los cielos…”

– Amén.

Comments are closed.