Archive for junio, 2017

¿Qué hubiera sido de mí si…?

viernes, junio 30th, 2017

Siempre hemos apostado desde esta atalaya que es ‘El Clan…’ el posicionarnos con aquellos que se emplean en el periodismo de entretenimiento, tarea complicada si observamos las plumas que en este muro de blogs desarrollan opiniones basadas en años de experiencias y estudios certificados.

Nosotros, ‘El Clan…’, hemos conseguido cursar estudios en la Universidad de la calle, con una carrera que no tiene horarios ni días de evaluaciones. Este imaginario pero real centro docente no tiene envidia al otro ya que lo único que les difiere es que, obvio, por diferentes motivos –económicos, intelectuales, familiares, personales…- cada uno de los mortales ha tenido que mover ficha según su particular historia de vida singular.

Sin embargo, estos universitarios oficiosos, orgullosos de serlo, en la práctica totalidad de los casos, contrarios a nuestra experiencia ponemos todo el empeño para que nuestros hijos no repitan el ¿error? que nos marcó la vida.

Recordamos con nostalgia aquellos días de septiembre que como alguien dijo ‘no hace ni frío ni calor, sino todo lo contrario’, nos dirigíamos al centro docente, había cosas que hoy en día vienen a la memoria que, reconócelo, se te rizan los cabellos y escapa un suspiro delator. Entonces surge la pregunta del millón de dólares, o si lo prefieres en €uros… ¿Por qué diablos no continué mis estudios?

Ese pensamiento que se transforma en un sueño despierto con licencia para fabular, te hubiera podido convertir en maestro, administrativo, delineante, arquitecto, abogado, doctor, empresario, taxista, inspector de policía, militar…

Es cierto que la vida, su vida, nada hubiera tenido que ver con la que realmente ha protagonizado. Sin embargo, entendemos que hasta aquí hemos llegado porque ¿Dios, el Universo, una fuerza espiritual e indeterminada, pertenecemos al sueño de Adán…? ha querido y además entendemos tiene un plan escrito y compulsado para cada uno de nosotros, individual.

Sí, es cierto que hubiera podido ejercer la docencia, pero ¿habría sido un buen comunicador para con sus alumnos? O quizás cursar arquitectura, elaborar un proyecto de pisos que por errores en cálculos delicados se viniera abajo dejando un rastro luctuoso importante. Quizás pensó en ser un médico cirujano pero que en un año ha protagonizado varias ocasiones aquel dicho menorquín que dice que ‘l‘operació ha anat bé, però madona ha mort’, sembrando sobre usted una más que duda razonable como profesional de la medicina, o tener un accidente, al segundo día de comenzar, por circular demasiado rápido siendo –haber sido- un profesional del volante…

Usted, amig@ lector@, tiene todo el derecho del mundo a pensar que su mundo hubiera podido ser diferente, pleno de éxito y reconocimiento pero -¿permiso Sr. Ernesto Sáenz de Buruaga?- , ’’¡así son las cosas y así se las hemos contado!’’

Es tan lícito pensar que su vida hubiera sido diferente -digamos mejor- de haber alcanzando ese sueño que le acompañó durante muchas noches como hilo conductor a conciliar el sueño, como, por otra parte, agradecer a la vida todo lo que ha puesto a tu servicio.

Y para terminar, si usted pertenece a este grupo de soñadores frustrados, miren a su derecha y observen al grupo de personas que se lamentan de sus desdichas, ahora haga lo mismo pero a su banda izquierda prestando atención a personas acuciadas por problemas parecidos al otro grupo…

Conclusión y moraleja: “Virgencita virgencita, por favor, que me quede como estoy”

Amén

¿También Mô es especial para usted?

martes, junio 20th, 2017

Supone para los mahoneses el icono que la Puerta de Alcalá para los madrileños, pero la ‘nuestra’ cobra un plus de interés puesto que sus curvas femeninas llaman la atención a más de uno… a más de uno que conversa con Mô, así se llama la sirenita que da la bienvenida a aquellos que arriban a la capital isleña por mar.

Sí, ha leído bien, conversan con ella, aunque no esperan respuesta, lógicamente, pero es terapéutico. Permítanme una maldad: Es fantástico el poder hablar con una ‘fémina’ sin correr el peligro de que será interrumpido repetitivamente y, cuestionado sea cual sea su exposición. Perdón chicas, lo siento… no lo haré más pero esta ocasión no la podía dejar pasar… (I’m sorry).

Bueno, el caso es que Mô aguanta estoicamente a todo el mundo y hay para todos los ¿gustos? Conversan, como digo, con ella, se confiesan, piropean, algún atrevido previa mirada a ambos lados para no ser descubierto, acaricia sus senos y, por supuesto, es objeto de deseo de artistas del lienzo y la imagen.

Desde cualquier ángulo, por inverosímil que pudiera parecer, pintores y/o fotógrafos parecen contorsionistas de cualquier circo que se precie, con el objeto de tomar no ‘una’, sino ‘la’ foto más interesante y atractiva que se pueda tomar, o el lienzo que refleje la luz tan variopinta que caracteriza la zona.

Permanece ahí en su atalaya para ser admirada y ella que lo sabe mantiene su alma como refleja su rostro, manteniendo la duda de si sufre una leve tristeza o por otra parte se alegra con una incipiente sonrisa.

Resumiendo, que Mô es nuestro otro ‘yo’ con el que conversamos todo el día, aquella amiga que respetas y puedes acudir a ella cuando el fuego quema tus tierras, aquella famosa –artista o actriz- que acepta hacerse una foto contigo -¿selfi?- que no te censurará jamás… creo sinceramente que podemos decir, y reconocer, que ‘’aceptamos a Mô como compañera y amiga’ –no como animal de compañía- … pero sin derecho a roce, eh? Que te conozco y sé lo que estás pensando, pecador.…