Archive for diciembre, 2017

Conjugar el (maldito) verbo consumir

martes, diciembre 12th, 2017

Me gustaría tener unas palabritas, una conversación de tú a tú, con el que le dio por inventar el verbo ‘consumir’. Pero mira tú que fue pardillo el tío… dicen que el burro mata moscas con el rabo cuando se aburre, pero nos preguntamos ¿pero en qué estabas pensando, alma de cántaro? Nos dicen quienes dicen conocerle bien que va diciendo por ahí que exageramos y que el (maldito) verbo sólo le damos chance y lo conjugamos los meses de diciembre y enero. ¿Sabe lo que le diríamos si fructificara la cita, la hipotética reunión entre nosotros? Pues simple y llanamente que es un botarate de tres al cuarto, que su negligencia literaria que pretendía forrarse de gloria ha conseguido efectos diametralmente opuestos, de consecuencias devastadoras –sobre todo económicas- para la población mundial.

Lo cierto es que hoy ‘El Clan…’ se ha propuesto demostrarles que este infinitivo de ocho letras, cuando deciden confabulase en su contra es lo más parecido a un troyano cariñoso cual primer amor. Igualito que el demoníaco acné juvenil que luce su pareja a los 18, ora acné juvenil para 50 años más tarde simples y horrorosas verrugas… en fin, dejemos evidencias físicas de juventud o propias de la tercera edad y una vez explicado -¿lo entendieron, verdad?- qué sucede cuando nos iniciamos en esto del consumir, su onda expansiva, sus enormes y fatídicos efectos colaterales. Que no señores, que les decimos que no sólo consumimos + gastamos + despilfarramos en diciembre y en enero, sino también todo, todo, todo el año. Veamos…

DICIEMBRE: No voy yo a negar que junto al mes de enero porcentualmente y debido a comida/cena de empresas, amigo invisible, regalo de navidad y/o papá Noel, ropa de color negro tipo verano con el objeto (inútil) de no padecer frio ellas las ‘pollitas’, toda la noche tiritando pero luciendo modelo nuevo por supuesto, repetir el de antaño sería cometer el peor de los ‘fashion pecados’ mientras que los ‘pollitos’’ se han ido acostumbrada estrenar camisa nueva, traje del armario de papá con una posibilidad entre doscientos millones de que vuestras tallas sean coincidentes, pero te lo colocas aunque te deja un no sé qué de que el gordo y el flaco acaban de jugar un partido de fútbol y al finalizar se intercambian las camisetas. El adolescente termina su collage de vestimenta hurgando en el baúl del abuelo hasta que encuentra una pajarita datada de hace 115 años perfecta para la ocasión. Un consejo, limítese a leer, olvídese de echar cuentas.

ENERO.- Noches buena y vieja se despiden hasta la próxima, pero asoman por la puerta, comida de año nuevo, roscón de reyes, los reyes magos –quienes traen el género a las tiendas para que los padres… echen el resto- y un cambio en la alineación; Papá Noel deja su sitio a Sant Antoni… ¿Cómo dice? ¿Qué en su familia no hay ningún@ Antoni@? Haga el favor de revisar su agenda. Recuerde, le dijimos que no echara cuentas. ¿Y bien?

FEBRERO.- Después de haber pasado Navidades y Año Nuevo, Reyes y Sant Antoni sólo nos queda romper el cerdito. ¿Qué culpa tendrá el marrano ahorrativo? 14 de febrero San Valentín , día de los enamorados… aquí no cabe ‘hola , soy Edu, feliz navidad’, pero sí como anillo al dedo aquello de ‘Una joya es para siempre’… No lo repetiremos más… bloc de apuntes en el cajón, por favor. Gracias.

MARZO/ABRIL/MAYO.- El tercer, cuarto y quinto mes del calendario rivalizan entre ellos en celebraciones que siempre o nunca hemos sabido datar con certeza. Eso que el primer domingo tenga que coincidir con la luna divergente dirección estrella polar para celebrar san tal o que el cuarto lunes rebote dos veces a Marte previo reflejo lunar pero divergente para establecer una onomástica pues qué quieren que les digamos…a nosotros que nos den mascado casi como niño de pecho tal que 19 de marzo, día del padre y que se dejen de ecuaciones de segundo grado… lo intuyo en su cara, usted es de los de antaño, de los nuestros, ¿a que sí?

Marzo, abril y mayo suman 92 días para repartirse, por ejemplo, culto a la semana santa, a los padres que nos trajeron al mundo pero, diferentes según género –padre o madre- gustos y presupuesto, inversión para lucir palmito en el disfraz de carnaval a poder ser el más rebuscado de la fiesta algo asi como ‘‘de-caperucita-roja-del-bosque-pero-en-una-playa-y-además.de-color-verde-pistcacho-de-cuando-Marco-estuvo-a-pumto-de-encotrar-a-querida-mamá’’, sí hombre, de ese disfraz que absolutamente todos te dicen que con esa elección la has clavado, qué un 10 en originalidad, pero al final te matan con una disyuntiva inesperada y sorpresiva, además de forrase de gloria, ‘’¿Pero en realidad de qué vas disfrazad@? Sí, lo sabemos, una yugular que devorarías de un solo bocado, pero… Sin apuntar nada, absolutamente nada, pueden ir sacando la calculadora y ponerla a modo de pre calentamiento.

JUNIO/JULIO/AGOSTO Y TAMBIÉN CABE SEPTIEMBRE.- Como pueden observar todos ustedes, cuatro meses cuatro. Vayamos por partes como Jack el destripador. Junio trae, el 24, las fiestas de San Juan de Ciutadella, pórtico que abre al resto de fiestas patronales de la isla y como no te vas a perder ni una, con la excusa de la siempre cancioncilla repetitiva de que ‘¿Dónde son las próximas?… la próxima ronda la pago yo’… por la mitad Santa María de Agosto -¿Continúa con la cartera abierta, verdad?- pero quizás antes caiga, como quien no quiere la cosa, proyectado turné por San Fermín… para desembocar en septiembre que es un choque de emociones. ¿Por qué? Por un lado fiestas patronales de Mahón, por otra… por otra… ¿No huele el ambiente a gomas de borrar, lápices, bolígrafos…? La vuelta al ‘cole’ presenta credenciales, es una realidad. Limpie a conciencia la pantalla de la calculadora, va siendo hora de apuntar… OCTUBRE.- El décimo mes del calendario nos sirve a los padres para evaluar en qué materias necesitan clases de repaso sus dos retoños y, también estudiar cuales son las clases de refuerzo más conocidas como de repaso. No, no nos hemos olvidado elegir actividades extra escolares sencillas pero lejos de estar subvencionadas porque son pelín especiales: hípica, snipe, esgrima, balet… ah, se nos olvidaba… el invierno ha dicho aquí estoy yo porque he venido o lo que es lo mismo, inversión en adecuar armarios para ‘la canalla. Quedan ustedes autorizados a encender la calculadora, sólo para testarla. Venga, a ponerla en marcha, !Vamos, vamos¡

NOVIEMBRE.- Sinceramente, si a Joaquín Sabina le robaron abril, yo no denunciaría que me robaran noviembre. ¿Qué por qué? Un mes NO puede empezarlo con la celebración de muertes y santos. Venga hombre, no sería más grato celebrar el levantamiento de copas en la barra de bar, por ejemplo, premio a la mejor tasca –que no zasca- mejor tapa, mejor…¿Ya ha encendido la calculadora? Seguro que se ha descargado la batería solamente escuchando todo lo que le venía encima…

DICIEMBRE Y ENERO.- No, no les vamos a repetir lo que ya les hemos comentado al principio, circunstancias que no por ley pero sí por inercia, se repiten año tras año. Ya se sabe, hay que conjugar… perdón, queríamos decir ‘consumir’.

Por cierto. Infinitivo consumir, presente consumo, futuro simple consumiré, gerundio consumiendo para dejar (nos) al final con un esperado !!! PARTICIPIO CONSUMIDO ¡¡¡ Dicho sea de paso, todavía espero al inventor que como me castigaba ‘mestre Nito Llambias’ (QEPD), le iba a dar yo con aquella medicina, pero copiando el verbo cinco millones de veces. IVA aparte, por supuesto.

Hola, buenas, somos El Clan de los Ayala, ¡Feliz Navidad! (Este es un deseo DE CORAZÓN Y GRATIS, por supuesto, para TOD@S.