Los cinco pasos previos para obtener una entrevista

Desconozco si tiene vigencia legal, si el titular de ‘El clan…’ de hoy tiene carácter oficial en las diferentes universidades que se puede optar a la carrera de notario de la actualidad, o sea periodista. Las cuatro décadas de periodismo ‘casolà’ nos ha puesto frente a frente con cientos de personas y ambas cantidades, años y encuestados, nos da cierta potestad para asegurar que cuando solicitas realizar un cuestionario a una persona interesante, si aparta este cáliz y se sacude méritos, significa que puedes ir preparando las preguntas porque cumple el primer apartado de los cinco que tiene de recorrido ‘convencer’ (?) a tu presa.

Veamos:

PRIMERO.- ‘’NO’’ SIGNIFICA ‘SÍ’. La primera reacción del personaje cuando le planteas la posibilidad de entrevistarle es idéntica a cuando CR7 se va al saque de esquina, pirueta en el aire y grita !!!SSSSÍÍÍÍ¡¡¡ pero con un !!!NNNNOOOO¡¡¡ tan rotundo que en ocasiones hasta te lo crees. Tras su taxativa negativa y la exposición de motivos por los que nos interesa esa posibilidad, saca a relucir la viva estampa de la niña del exorcista. Escupe bilis mezclada con sapos y ranas, se rasca todo el cuerpo en busca del lugar exacto del sarpullidlo y finalmente se va sin despedirse por supuesto, rojo encolerizado, se aleja jurando en arameo.

Continuamos con el medio decálogo.

SEGUNDO.- ‘ENTRE LA FAUNA Y EL PSIQUIÁTRICO’. Esta persona que pretendemos y que exagerando topas con ella una vez al mes, sabes que disimuladamente ha preguntado en lugares que somos feligreses y que está dispuesto a dinamitar esa estadística exigua mensual. Mira tú por dónde, hablando del rey de Roma…

.- !!! Uep, ¿cómo estás? ¡¡¡ No nos vemos nunca y ahora en tres días nos hemos encontrado dos veces, ¿qué casualidad, no? .- Argumenta con cierto disimulo.

.- Bien, va bien, gracias… voy a Correos porque….- Entonces se tira a tu yugular porque lo de la ‘entrevista’ escuece que ni te cuento.

.- Me has cogido que estaba pensando en lo de la entrevista que me propusiste el otro día… mira que eres animal (FAUNA)… estás loco (PSIQUIÁTRICO). Mira que querer entrevistarme. ¿Ibais de broma, no?

Por educación le repites los motivos por segunda vez, aunque no hacía falta. Se aleja de ti blasfemando, pero ya con boca pequeña y el arameo traducido al castellano de Cervantes. (Lo que no traduzca Google)

TERCERO.- ‘NO PUEDE NEGARSE’. El tercer punto de los cinco que hemos establecido, rompe aquella estadística: ya son tres veces en un mes. El día de la marmota se repite por tercera vez esta semana…

.- Está bien, a mí no me gusta salir en los papeles pero voy a hacer una excepción. –Argumenta como perdonándote la vida.

.- No te preocupes, tampoco quiero hacerte pasar un mal rato, hombre… – Te ha puesto el ‘zasca’ a pedir de boca y claro, no lo desaprovechas. Pero él continúa en sus trece.

.- Nos conocemos de toda la vida y a ti, con lo que te aprecio, no puedo negarme, así qué… ¿Te va bien este fin de semana?.- Jolines, parece que te está retando a un duelo… en fin.

CUARTO.- ‘SÁBADO-SABADETE…’ No vamos a ahondar en lo de la estadística mensual porque una, dos y tres son casualidad, pero a la cuarta… a la cuarta el personaje ha perdido la vergüenza y directamente expone:

.- Tengo la duda si quedamos el sábado o el domingo… no es por nada pero quiero salir bien en las fotos, iré al barbero, camisa nueva…

QUINTO.—‘HOLA BON DIA, SOY YO…’ Media mañana del sábado, el teléfono interrumpe –un sacrilegio- mi soledad compartida con Pink Floyd…

.- Sí, dígame.

.- Hola’bon dia’, soy yo (el futuro entrevistado), te llamo porque tengo la duda, no recuerdo si quedamos las 17 horas o a las cinco de la tarde…

Pero resulta que a este QUINTO punto tiene un anexo en el 100% de las ocasiones:

.- No te pases conmigo, ¿eh?… Por cierto, ¿qué me vas a preguntar?

.- Tu-tu-tu, tu-tu-tu (qué casualidad oye, se cortó la línea… !!! SOCORRO ¡¡¡)

Comments are closed.