Este es El Clan número ¡¡¡cien!!!

A pesar de que ninguno de los tres miembros de ‘El Clan de los Ayala’ pulimos placa que nos acredite como periodistas con carrera, la suma de los años que hemos dedicado a ser notarios de la vida menorquina social, cultural, política, deportiva etc, etc… nos postula para un nutrido grupo de amigos lectores, una atalaya de ocio de entretenimiento en la que creemos haber cumplido con la faena que se nos había encargado en cada momento, en cada medio, en cada columna.

Quizás puede sonar a que nos congratulamos por habernos conocido y echamos más trigo al ego. Nos gustaría no dar esta imagen de personas orgullosas pero sí de tener el orgullo de tener la conciencia tranquila de haber echado el resto dentro de nuestras posibilidades.

‘El Clan de los Ayala’ nació con ese objetivo, con el de entretener y fomentar el diálogo y la participación. Somos conscientes de que no somos billetes de 500 €uros que gustan a todos –a nosotros los primeros-, pero hemos trabajado con un objetivo que esperamos haber cumplido.

Primero. Siempre hemos tenido en cuenta quién tocó a nuestra puerta y quiénes eran nuestros compañeros de viaje. Desde el primer momento tomamos constancia de que se trataba de la plataforma digital de Es Diari, con lo que el eco que podía tener nuestra columna pasaba de ser un pasatiempo personal para ponernos en la tesitura si el reto era un agravante o un atenuante. Al generalato le estamos especialmente agradecidos porque han respetado lagunas creativas y travesías saharianas declinadas por momentos en los que los vientos eran de una magnitud impensable.

Sería injusto si no hiciéramos mención a los otros remeros de este blog de blogs tales como Benjamín i Pau, Miguel J. Urbano (gracias Miquel), Josep M. Quintana, Jordi González, Manel Gómez, Lluís Verges, Zes Coll, Matoses, al amigo mochilero José Barber, Carles Jiménez y a los jefes Josep Bagur, Josep Fraga así como el además de supervisor, amigo y paciente Pere Melis. Todos ellos, algunos sin ser conscientes, vuestros inteligentes análisis escritos han motivado los nuestros. Gracias.

Segundo. Explicado el motivo que sustentaba el primer pilar de nuestro objetivo, el siguiente ha respondido a un celo íntimo y personal por llevar de la teoría a la práctica todo aquellos consejos que dos personas desde la unión del amor, hicieron de estos tres ‘claneros’ personas sencillas, amigos de nuestros amigos, responsables, comprometidas y muchas cosas más que ni tan siquiera llegamos a la mitad de lo que quisiéramos. Pero nos enseñaron a no desfallecer y a intentarlo y la prueba lo demuestra estos cien ‘clanes’ de forma especial dedicados a ellos porque nosotros sólo hemos pretendido aquello que deben hacer los hijos, honrar a sus padres: Nuestros padres, Fito y Niní, que en paz descanséis,

Gracias también a vosotros incombustibles lectores, por vuestros comentarios, guiños, críticas, aplausos, silbidos… deciros que esta Navidad habéis estado flojitos para con nosotros…hombre, ni una botellita de champagne, una barrita de turrón, unos polvorones, mazapanes, una participación de El Gordo o El Niño… lo dicho, flojitos ¿eh? Ahora como castigo escribiremos cien clanes más…UN MILLÓN DE GRACIAS POR VUESTRO APOYO (…y en Navidad acordaros de nosotros ‘por_fa’… jolines tú, no sé cómo se borra esto….vamos a ver …¿ctrl-alt gr+supr?… !!!NNNOOO¡¡¡…)

 

 

Comments are closed.