Por si usted no lo sabía, Bustamante se ha separado

Tenemos una noticia que no es buena y las reminiscencias que ésta está dejando tampoco es que sea para tirar cohetes. Ponga el respaldo de su asiento en posición vertical, abróchense con plena seguridad los cinturones y si están realmente preparados para el impacto que la primicia puede ocasionarles por su extrema sensibilidad y lo novedoso de lo sucedido, ustedes lo han querido, ahí va la bomba informativa: El ‘triunfito’ David Bustamante se ha separado de su mujer Paula Echeverría. ¿Qué, sorprendidos, verdad?

Pues claro que están sorprendidos, lógico que les demos primicias de este calado portentoso noticiable porque las diferentes cadenas de televisión se inhiben y no hay manera y claro, no es que nosotros seamos chafarderos… pasa que nos gusta estará al día, sólo eso.

Pero vamos a ver almas de cántaro, cómo se puede ser periodista –oficial o chusquero, me da igual- y no ser capaz de hacer lo que hacemos todos los del gremio, o eso intentamos: copiar con arte, con disimulo, rizando el rizo…

Se da la p…tera casualidad de que mi hora de comer coincide con ‘Corazón corazón’, en realidad sólo vemos diez minutos el programa de Ane Igartiburu, eslabón para ver las noticias de La1 o de Antena3 y se pueden ustedes creer que llevamos dos semanas -!!! DOS SEMANAS ¡¡¡- de divorcio maldito porque los periodistas (¿) que cubren el apartado del ‘cuore’ son tan espabilados que día sí y día también son así de previsibles:

PRIMERO: Sale el ‘triunfito’ de su casa, alcachofa –micrófono en la jerga radiofónica- directa a la yugular y pregunta i-n-e-s-p-e-r-a-d-a: ¿Cómo estás del divorcio, te estás recuperando, verdad? Cuestión a la que Bustamante, con pose de perdonavidas, no contesta, continúa su marcha entre corredor de marcha y posando. Estás a medio camino entre el hogar del susodicho y su coche y el/la periodista insiste con ¿Cómo estas… recuperando, no?

Continua la ¿carrera?, llega la docena de periodistas pero David lo hace el primero, se mete en su 4×4 y con la ventanilla cerrada, el/la periodista insiste con su vomitable cuestionario. Pero ‘fistro duodenal’, si no te ha contestado cuando estaba cara a cara contigo, ¿Lo va a hacer ahora con la ventanilla del coche cerrada? Y para más ‘inri’, el/la periodista cuando el coche pone primera y escapa como alma que se lleva el diablo, le lanza un ‘gracias David’ que… ¿Gracias David… gracias? Gracias de qué, pedazo de….

SEGUNDA. Como la persona, ya sea macho o hembra, es el animal que cae dos, tres y cuatro veces en la misma piedra, el ‘equipazo’ de periodistas marchan raudos a entrevistar a la tal Paula Echevarría, que esta mujer debe tener trastorno bipolar. Le es igual mostrarse sorda y mucha más o menos 9 en la escala de Richter, que risueña y ‘happy’ de haberse conocido y ponerse a hablar de Torres… ¿Que quién es Torres? Era un jugador del Real Madrid, hoy día en el Málaga y que parece como si fuera Atila. Sólo sonríe, cuando está junto a su ‘churri’ Paula y lejos, lejísimo de la canallesca, les hacen fotos y no contesta a nada que le pregunte… sí, nosotros estábamos pensando lo mismo, un tío muy salao…

Señores de ‘Corazón corazón’, Ane y a toda la retahíla de periodistas que cubren este tipo de basura camuflada en un papel que deberían respetar más y que se llama periodismo, hágannos un favor olvídense de ‘bustamantes, paulas, torres…’, vean las imágenes y se darán cuenta de que no merecen la pena pero mientras todos ustedes estén comiendo de la mano de estos vividores que tienen aprendida la lección… estamos apañados.

Ostias tú, nosotros escribiendo de Bustamante y compañía… mira que somos pardillos, cómo hemos podido caer tan bajo… en fin.

 

Comments are closed.