Archive for the ‘Sin categoría’ Category

Miedo no, respeto sí

Viernes, Julio 7th, 2017

Aquellos que nos agrupamos por tener idéntica ‘tena’ como denominador común, muchos de los numeradores corren la misma suerte. En su día fuimos niños, luego adolescentes y claro, la correlación de experiencias es equivalente a una suma en algunas recordadas con especial cariño, otras traumáticas pero nunca indiferentes porque precisamente la edad –la niñez y la adolescencia- son, por ejemplarizar, como cuando siembras un árbol: de hacerlo con esmero, cariño, cuidado, recto y con un seguimiento especial, sin obsesiones, o por el contrario lo llevas a cabo en cualquier lugar… pero utilizas las mismas semillas, esperas a que crezca y, como dicen por estos lares, ‘si nace con barba San José, de los contrario la Purísima Concepción’.

Exageraciones aparte, en todos los órdenes de esta vida debería imperar el término medio, lo justo, ni helado pero tampoco hirviendo, fumar un paquete de tabaco diario, beber vino en las comidas y otras que también pueden llevar a tomar asiento en la consulta del psicólogo por desarrollar una enfermedad clasificada como TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), es decir Internet…

Muchos de los que hoy en día con un poco de suerte peinan canas, otros ni tan siquiera flequillo, que pertenecemos al grupo ‘tena’, apartado ‘cincuenTENA’ coincidimos al apreciar que la nuestra fue una generación -y lo decimos con especial cariño- en la que sufrimos una educación sobradamente protectora y como padres hemos sido sometidos por nuestros hijos a no repetir lo que entendimos antaño como errores de nuestros progenitores.

No se trata de poner en entredicho la educación recibida por nuestros padres, que suficiente trabajo tenían los dos para sacar a la familia de circunstancias sencillas. Los tres sentimos orgullo y somos orgullosos de los dos, padre y madre (QEPD) cada uno desempeñando un rol diferente pero sólido, complementado y sin fisuras, entre hábitos y bienes y, aunque suene a caduco, trasnochado, antiguo y fuera de uso, con un sentimiento del concepto de valores como el de familia como pilar básico del engranaje vital. La experiencia, esa que hace referencia a la ‘tena’, ha acabado dándoles la razón.

Pero bueno, después de enjabonar hay que afeitar, ¿No? Sin ánimo de producir cortes ya innecesarios, fuimos una generación, entendemos por un celo y amor hacía nosotros sus hijos, especialmente sobreprotector. Recordamos con cariño aquellos mensajes con repetición que luego repicaba en la cabeza cada paso que marcaba nuestro camino. Nos referimos a los ‘no hables con extraños ni aceptéis caramelos’, ‘si ves dos personas que se pelean, cámbiate de acera’, ‘prohibido entrar en ese bar con nombre de comunidad española porque corre el caballo más que en La Zarzuela y además, sólo van personas con la misma inclinación sexual’, ya en fiestas patronales, ‘ojo con los caballos que son imprevisibles’, ‘los fuegos artificiales son peligrosos…’ advertencias que luego llegas a entender que sólo buscaban proteger ante situaciones que sólo tenían lugar en un determinado punto de nuestra mente, La ‘tena’, la ‘cincuenTENA’ se ha encargado de filtrar el temer por el disfrutar y nos queda el fondo de su mensaje: ‘miedo no, respeto sí’.

Sea pues esta columna un pequeño homenaje al amor desmedido y de protección de nuestros queridos, amados e inolvidables padres que ya moran juntos para siempre en la eternidad. Por cierto, si os fuera concedida la posibilidad de leer esta columna, estar tranquilos que ‘esquivaremos sin problemas a ‘La mano que aprieta ‘y también a ‘Padilla’ y no, tampoco hay quien va jugando al fútbol con las bolsas de basura. Quién pudiera revivir estas ¿exageraciones?… en fin…

Os queremos.

Carmen, Tere y Rafa.

 

 

¿Qué hubiera sido de mí si…?

Viernes, Junio 30th, 2017

Siempre hemos apostado desde esta atalaya que es ‘El Clan…’ el posicionarnos con aquellos que se emplean en el periodismo de entretenimiento, tarea complicada si observamos las plumas que en este muro de blogs desarrollan opiniones basadas en años de experiencias y estudios certificados.

Nosotros, ‘El Clan…’, hemos conseguido cursar estudios en la Universidad de la calle, con una carrera que no tiene horarios ni días de evaluaciones. Este imaginario pero real centro docente no tiene envidia al otro ya que lo único que les difiere es que, obvio, por diferentes motivos –económicos, intelectuales, familiares, personales…- cada uno de los mortales ha tenido que mover ficha según su particular historia de vida singular.

Sin embargo, estos universitarios oficiosos, orgullosos de serlo, en la práctica totalidad de los casos, contrarios a nuestra experiencia ponemos todo el empeño para que nuestros hijos no repitan el ¿error? que nos marcó la vida.

Recordamos con nostalgia aquellos días de septiembre que como alguien dijo ‘no hace ni frío ni calor, sino todo lo contrario’, nos dirigíamos al centro docente, había cosas que hoy en día vienen a la memoria que, reconócelo, se te rizan los cabellos y escapa un suspiro delator. Entonces surge la pregunta del millón de dólares, o si lo prefieres en €uros… ¿Por qué diablos no continué mis estudios?

Ese pensamiento que se transforma en un sueño despierto con licencia para fabular, te hubiera podido convertir en maestro, administrativo, delineante, arquitecto, abogado, doctor, empresario, taxista, inspector de policía, militar…

Es cierto que la vida, su vida, nada hubiera tenido que ver con la que realmente ha protagonizado. Sin embargo, entendemos que hasta aquí hemos llegado porque ¿Dios, el Universo, una fuerza espiritual e indeterminada, pertenecemos al sueño de Adán…? ha querido y además entendemos tiene un plan escrito y compulsado para cada uno de nosotros, individual.

Sí, es cierto que hubiera podido ejercer la docencia, pero ¿habría sido un buen comunicador para con sus alumnos? O quizás cursar arquitectura, elaborar un proyecto de pisos que por errores en cálculos delicados se viniera abajo dejando un rastro luctuoso importante. Quizás pensó en ser un médico cirujano pero que en un año ha protagonizado varias ocasiones aquel dicho menorquín que dice que ‘l‘operació ha anat bé, però madona ha mort’, sembrando sobre usted una más que duda razonable como profesional de la medicina, o tener un accidente, al segundo día de comenzar, por circular demasiado rápido siendo –haber sido- un profesional del volante…

Usted, amig@ lector@, tiene todo el derecho del mundo a pensar que su mundo hubiera podido ser diferente, pleno de éxito y reconocimiento pero -¿permiso Sr. Ernesto Sáenz de Buruaga?- , ’’¡así son las cosas y así se las hemos contado!’’

Es tan lícito pensar que su vida hubiera sido diferente -digamos mejor- de haber alcanzando ese sueño que le acompañó durante muchas noches como hilo conductor a conciliar el sueño, como, por otra parte, agradecer a la vida todo lo que ha puesto a tu servicio.

Y para terminar, si usted pertenece a este grupo de soñadores frustrados, miren a su derecha y observen al grupo de personas que se lamentan de sus desdichas, ahora haga lo mismo pero a su banda izquierda prestando atención a personas acuciadas por problemas parecidos al otro grupo…

Conclusión y moraleja: “Virgencita virgencita, por favor, que me quede como estoy”

Amén

¿También Mô es especial para usted?

Martes, Junio 20th, 2017

Supone para los mahoneses el icono que la Puerta de Alcalá para los madrileños, pero la ‘nuestra’ cobra un plus de interés puesto que sus curvas femeninas llaman la atención a más de uno… a más de uno que conversa con Mô, así se llama la sirenita que da la bienvenida a aquellos que arriban a la capital isleña por mar.

Sí, ha leído bien, conversan con ella, aunque no esperan respuesta, lógicamente, pero es terapéutico. Permítanme una maldad: Es fantástico el poder hablar con una ‘fémina’ sin correr el peligro de que será interrumpido repetitivamente y, cuestionado sea cual sea su exposición. Perdón chicas, lo siento… no lo haré más pero esta ocasión no la podía dejar pasar… (I’m sorry).

Bueno, el caso es que Mô aguanta estoicamente a todo el mundo y hay para todos los ¿gustos? Conversan, como digo, con ella, se confiesan, piropean, algún atrevido previa mirada a ambos lados para no ser descubierto, acaricia sus senos y, por supuesto, es objeto de deseo de artistas del lienzo y la imagen.

Desde cualquier ángulo, por inverosímil que pudiera parecer, pintores y/o fotógrafos parecen contorsionistas de cualquier circo que se precie, con el objeto de tomar no ‘una’, sino ‘la’ foto más interesante y atractiva que se pueda tomar, o el lienzo que refleje la luz tan variopinta que caracteriza la zona.

Permanece ahí en su atalaya para ser admirada y ella que lo sabe mantiene su alma como refleja su rostro, manteniendo la duda de si sufre una leve tristeza o por otra parte se alegra con una incipiente sonrisa.

Resumiendo, que Mô es nuestro otro ‘yo’ con el que conversamos todo el día, aquella amiga que respetas y puedes acudir a ella cuando el fuego quema tus tierras, aquella famosa –artista o actriz- que acepta hacerse una foto contigo -¿selfi?- que no te censurará jamás… creo sinceramente que podemos decir, y reconocer, que ‘’aceptamos a Mô como compañera y amiga’ –no como animal de compañía- … pero sin derecho a roce, eh? Que te conozco y sé lo que estás pensando, pecador.…

 

La importancia de una buena campaña de publicidad

Jueves, Mayo 25th, 2017

‘Hola , soy Edu, feliz Navidad’, ‘Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo’, ‘Coca Cola, la chispa de la vida”’,’Bic naranja escribe fino, Bic cristal, escribe normal’, ’Ya es la semana de la primavera –por ejemplo- en la segunda planta de El Corte Inglés’, ‘Nocilla, las merienda de los hombres fuertes’… Y de esta guisa podríamos ejemplarizar con tres (cientas) páginas sobre la publicidad y la incidencias que tiene sobre el normal desarrollo de nuestras vidas desde que tenemos uso de razón. Pensamos que una buena campaña publicitaria en su producción, con lugares y horarios determinados, páginas en periódicos concretos, incluso en canales temáticos la claridad en el audio de las emisoras de radio, las historias increíbles que podemos disfrutar en video por televisión casi podríamos asegurar que estas campañas suponen la banda sonora de nuestras vidas.

La producción en una campaña de esta índole puede llegar a calar tan hondo en nosotros que seremos capaces de recordar la historia y olvidar completamente cuál era el objeto publicitado. La imaginación de los guionistas -ocurre igual, nos encontramos con verdaderos profesionales capaces de derrochar imaginación inimaginable plasmando con sus joyas, historias capaces en no más de 40 segundos incidir en nuestro estado de ánimo de forma que nos haga recordar cuando ocurrió tal o cual cosa e, incluso, nos provoque una sonrisa limpia que te trae mil recuerdos o, también un lamento en forma de lágrimas… sí, de lágrimas porque hay historias que son reales por muy inverosímiles que puedasn parecer. Aquel mensaje en torno a la leucemia de un muchacho afectado que llega a su casa y cuando abre la puerta se encuentra a su hermana pequeña que se ha cortado el pelo para ofrecérselo a su hermano enfermo. O también, sobre todo últimamente, los anuncios de la Lotería de Navidad… o que lo pregunten al olvidadizo Manolo, que se olvidó de retirar del bar de siempre el boleto que luego sería premiado y el camarero se lo entrega igualmente. Pero para bueno el de Carmina que observa en las noticias de televisión erróneamente que le ha tocado el Gordo de Navidad, cuando el sorteo realmente era el 22 y ese día era en realidad… 21 de diciembre.

Sin embarego, como en todos los sentidos en esta vida hay de buenos, malos y regulares, o como dijo el torero, ‘de todo hay en botica’. Nosotros intentamos ser selectivos en lo que a producción audiovidual se refere…

Hay quien lee las noticias o quien te habla de ellas como si estuviera sentado al lado tuyo, con familiaridad como pudieran ser Joaquín Prats, Carlos Alzina, Ernesto Sainz de Burruaga, Julia Otero, Isabel Gemio o los reporteros deportivos Manolo Lamas, Javier Ares, iconos del periodismo y de algo tan importante como es el de comunicar. Aunque se trata de personas famosas que se encurentran muy lejos de tu círculo de amistades, tienen la propiedad de hablar de las noticias sin exageraciones ni minimizándolas, todo en su importancia real, todo en su justa medida..

Cuando se establece este vínculo con estos comunicadores pero en clave publicitaria, el producto que anuncian llevan adjunto un plus de credibilidad enorme. ¿Que no? ¿Acaso no es usted ‘todista’?

Lo ve… si ya se lo decimos nosotros… por cierto, ‘feliz navidad’… para cuando ésta llegue no podrá decir que no le felicitamos…

 

 

Pablo no controla sus ‘motos’

Jueves, Mayo 4th, 2017

Existe una máxima en el mundo de la información que sentencia que un periodista jamás puede ser noticia o el protagonista de una situación, supongo que por el mero hecho de no alterar o distorsionar la corriente natural de relatar las cosas que ocurren a todos los niveles de la vida. Es una regla que respeto pero que no compartimos ninguno de los tres.

Existe, por otra parte, el excesivo protagonismo que algunos periodistas exhiben en diferentes programas de TV o radio asi como en prensa escrita, condenados a tener que liderar el ‘share’ –nivel de audiencia- a golpe de talonario descontrolado. Generalmente la narración llega a nosotros en primera persona, impera el ‘yo’ como objetivo prioritario, prevalece el ‘vale todo’ para extirpar al paciente vísceras, hígado, riñones, pulmones hasta llegar a ahondar en la vida del entrevistad@ , para mostrar sus vergüenzas al gran hermano que es la audiencia, el secreto más íntimo que guardaba y que por cuatro –o cinco- monedas de oro ha vendido su alma al diablo.


Entonces el clímax del notario de lo acontecido dinamita su ego ubicado en el ‘top de las noticias’, en este caso del corazón, momento oportuno para que el informador (¿) haga caso omiso a la razón, olvide que el periodista no es la noticia, y despliegue toda su munición sobre la víctima que generalmente interpreta su rol teatral perfectamente, emolumentos extras incluidos, por supuesto.

Tómbola, Crónicas Marcianas, Salvados, Gran Hermano, A tu lado, han sido –y son- catapultas de de periodistas ‘protas’ de sus propias historias paralelas al famoso que parecen conocer como si de un familiar se tratara. Asi tenemos al comandante en jefe Jesús Mariñas seguido de suboficiales al uso como Carmele Marchante y una tropa liderada por tertulianos como los Matamoros, Ángel A. Herrera, Lydia Lozano, Mar Flores, Miguel Temprano, el conde Lequio…

Lo más chocante del tema es que nadie conoce a estos pseudo-periodistas ni los programas que protagonizan. Generalmente, mira tú qué casualidad, Matías Prats, Àngels Barceló, Francino, Lucas y Alcina son comunicadores serios, que consiguen atraparte y sentir la noticia en la piel evitando dramatismos, exageraciones con un protagonismo muy lejos de engordar el ego insaciable. Sin embargo conocen al dedillo horarios de programación, temas del corazón (¿) vomitivos y, por supuesto, a los informadores de turno… ya se sabe, todos vemos los documentales de ‘La 2’ y nadie lo que se ha dado por llamar la ‘tele basura’ y es que, es de cajón, nos avergüenza reconocerlo, el zapping es peligroso porque el dedo es ¿caprichoso?

Un ejemplo claro lo tenemos reciente con Pablo Motos y su particular El Hormiguero. El controvertido presentador ha cosechado tanto protagonismo que su eco traspasa –al menos eso evidencia- la licencia permisible en cómo y qué preguntar. El programa contaba con las protagonistas de la serie ‘Las chicas del cable’ para el canal de televisión Netfix, y aquel encaminó su momento del interrogatorio a cuestiones como si saben bailar reggaetón, o con qué estrella de Hollywood les gustaría protagonizar una escena de cama, preguntas que le han producido un aluvión de críticas, sobre todo es foros feministas.

El premiado Pablo, reconocido periodista, seguramente por ese sentimiento de liderazgo en ‘prime time’ –liderazgo de audiencia- en su horario de emisión debió ejercer el derecho al ‘todo vale’ para informar y entretener de forma amena y divertida, como suele ser habitual en él, pero lo cierto es que perdió sus ‘motos’… uy, perdón, quisimos decir modos, en busca de la gloria, se ubicó por méritos propios en el centro neurálgico de una polémica innecesaria, inútil y que sólo sirve para demostrar que el periodista ‘nunca puede ser la noticia’, aunque esta vez, lamentablemente, lo haya sido.…

Acento y salero

Martes, Abril 18th, 2017

Hace algunas semanas peninsulares toman el primer café del día en el mismo bar que nosotros, aquella infusión que te inyectarías en vena por esa necesidad imperiosa de cumplir con la rutina y que parece que si no lo tomas, el día no es igual (¿) que los demás. Bueno, el caso es que el roce diario, el saludo habitual, el comentario matutino sobre la climatología y la ropa que utilizar, hace que intercambies información –cuentas de ti mismo lo que te convenga, por supuesto- pero en realidad, en multitud de ocasiones, diría casi en la plenitud de los casos, acertarías su lugar de procedencia sin pensarlo no más de dos veces… bueno, tres.

Cuenta una leyenda urbana que en cierta ocasión el CD Menorca se enfrentaba en el Estadio Mahonés con un equipo mallorquín de la antigua IIIª Balear. Arbitraje calamitoso, anticasero y provocador acabó expulsando a dos jugadores locales, un penalti para los visitantes… en fín, peor imposible. El presidente del equipo foráneo, al terminar el partido, y a la espera de que los jugadores fueran tomando asiento en el bus, decidió pasear y tomarse un café. Entró en un bar, pidió un cortado descafeinado y observó como lentamente el local iba aumentando de ‘cafeteros’ con un denominador común: Eran los aficionados del CD Menorca, se había colado en la sede oficial del club al que le habían ‘r-o-b-a-d-o’ el partido.

No se alteró agarrado por un sentimiento natural de anonimato pero pensó, para sus adentros, hablar lo necesario, por aquello de no provocar una situación peligrosa para su integridad física. Motivos los tenía ya que cuanto más se llenaba el bar, la intensidad del mosqueo (¿puedo decir cabreo?) aumentaba sin control en volumen,. Como si pasaran lista y se acordaban de todos los familiares del señor colegiado, amén de despotricar del equipo visitante, del que coincidían en centrar sus iras por cuanto consideraban que siempre eran favorecidos por el colectivo arbitral.

Con el nerviosismo normal en un caso este, llegó la hora de pagar su cortado descafeinado, y con la musicalidad típica e innegable acento mallorquín, sobre todo cuando se habla en castellano, pidió la cuenta.

– Camarero por favor, ¿qué debo?

Aproximadamente unos trescientos ojos se clavaron como puñales en la espalda del ahora descubierto el ahora reconocible y expedicionario y su procedencia mallorquína.

La leyenda es inconclusa, puesto que unos cuentan que el seísmo en clave de abucheo alcanzó el 6.9 sobre la escala de Ritcher, otros ni se enteraron y el resto simuló no haber oído nada.

El caso es que nos guste más o menos, nuestro lugar de nacimiento y que además se desarrolla la jornada diaria con normalidad, acaba por ‘contagiar’ tics que sólo les falta obtener la calidad de ‘denominación de origen’.

Asturiano, gallegos, catalanes, valencianos, castellanos, baleáricos… todos tenemos un cartel de procedencias vital que nos delata. Aquella docena de operarios con los que tomamos café por las mañanas son andaluces. Unos de Málaga, otros de Cádiz, algunos de Sevilla… sí, son andaluces y no podrían negarlo aunque quisieran. Y es que su gen (¿) de procedencia les delata como a ellos desde primerísima hora matutina… su acento y salero para alegrar la jornada tienen, como dice la canción sevillana, ‘un sabor especial’.

Cuéntame un cuento, por favor

Jueves, Marzo 2nd, 2017

El otro día fui espectador de una situación que me dio qué pensar, hay que cuidar esa neurona que nos queda sin estresarla en exceso. El caso es que paseaba por el puerto y entre dos barcos separados por unos 50 metros intentaban mantener una conversación (¿) dos empleados e, inconscientemente, con el modo ‘a grito pelado’ accionado a pesar del ruido del tráfico en aquellas horas. El intento de diálogo era digno de un guión de los hermanos Marx, entre besugos…

– !!!Pepe… eh, Pepe¡¡¡ Necesito… ala… coba y… muchos…

– Sí, sí…yo también… pal…es … y trapos. ¿Puedes… central?

– Vale, esperaremos que… de la central.

No digo, ni crítico, yo el conducto elegido por los dos tribuletes para comunicarse y todavía menos si en media hora de la Central les envían pala, escoba, trapos que quise entender necesitaban. El hombre desde su creación –bueno, las mujeres también, lógico- hemos puesto de manifiesto un interés por ampliar los canales de comunicación que ha derivado en una oferta faraónica con la actualidad tecnológica.

A día de hoy, un mensaje de texto o audio, una foto, imágenes ‘on line’ además de unas cientos de funciones más, te las proporciona un diminuto teléfono móvil qué llegará a ser ‘i-m-p-r-e-s-c-i-n-d-i-b-l-e’ en nuestro desarrollo normal y en todos los ámbitos, ya sea deportivo, social, laboral, familiar…Si se te ocurre pasar de teléfono móvil, correo electrónico, ‘facebook, ‘tuiter’…simple y llanamente, no existes.

No creo que tanta tecnología a nuestro alcance deteriore las relaciones personales, siempre que utilices con su justa mesura (¿) las herramientas que te ofrece el endemoniado teléfono. Si quieres hablar con alguien lo llamas y si lo que necesitas es compañía personal de un@ amigo@, te pagas café y ese ratito ‘no té preu’.

Este abanico comunicativo entre las personas  lo encontramos en situaciones que desembocan en fábulas que te sirven para apoyar, para complementar y ejemplarizar ciertos hábitos que parecían de colores y en realidad reina el blanco y negro…y viceversa. Si quieren llamarle ‘cuentos del@ abuelit@…
Aquella persona que en la estación del bus ha comprado un paquete de galletas y que su vecino ‘comparte’ sin permiso. Llega la última, tu vecino sonríe y la parte por la mitad y mientras os alejáis, tú vas jurando en arameo por el descaro de aquel que se comió la mitad de tus galletas pero que, mira tú por dónde, ya en el autobús y al abrir la bolsa hay un paquete de galletas, con lo que ‘TÚ’ te habías zampado las de ‘ÉL’. Qué vergüenza, ¿no?

Recuerdo un leyenda Jorge Bucay, psicodramaturgo bonaerense, pautando ‘buscarse un@ amante’ que de forma metafórica invita a que o quien invertir nuestra dedicación, sentimientos, amor… fábulas de amantes, del desamor, de la amistad, del pasado, el hoy o el mañana, del cielo o el infierno, de lo divino y lo profano… lea todo lo que puede, columnas, artículos, periódicos, revistas, libros de bolsillo, de este o aquel tema, de este@ aut@r y finalmente y como terapia cuando tus motores estén a punto de estallar… escribe, lo que se te ocurra pero escribe. En una terapia muy aconsejable, mejor que perder el tiempo en el bar pasando las horas sin ton ni son, por poner un ejemplo.

Si decides escribir –aunque sólo sea para ti y no quieres publicarlo- permíteme que te recuerdo lo que El Tejo le dice a Oconnor, el jovencísimo protagonista de ‘Un monstruo viene a verme’: ‘Las historias son como animales…cuando las sueltas quién sabe qué mal pueden causar’’.

Y ahora, si eres tan amable, cuéntame un cuento, por favor.

 

Si Donald Trump fuera el presidente del Consell insular de Menorca

Miércoles, Febrero 1st, 2017

Reunión a las 17 horas con café insustituible como animal’ de compañía. ¿Objetivo? Programar, organizar, decidir… los próximos capítulos de ’El clan…’ y como suele ser habitual –y eso que sólo somos tres- los temas nos desbordan, se caen por los suelos mientras decidimos si nos inclinamos por generalizar en ellos o bien ceñirnos a la actualidad. Me postulo por la segunda iniciativa ante la ‘avalancha’ de opciones (¿) que presentan los dos tercios del triunvirato. En fín…

– Yo escribiría algo actual pero sin dramatizar, algo que pudiéramos sacarle un poco de juego, no sé… algo diferente. ¿Qué os parece?

Hago esta avanzadilla para ver si aquellos dos tercios dan señales de vida, propongo contar el sueño que tuve la otra noche, circunstancia que cuenta con el pleno de votos a favor, es decir votos emitidos 3. A favor 3…o sea, me ha tocado.


Les pongo en situación. Los psicólogos y entendidos en la materia dicen que para empezar bien el día y afrontar con fuerte dosis de positivismo los avatares que puedan surgir y para terminarlos -también para acudir al descanso nocturno con la mente libre de preocupaciones ajenas a nuestro entorno más inmediato-, optar por no ver los telediarios ni escuchar los boletines horarios radiofónicos.

Como todo en esta vida, y como diría un amigo nuestro, Pedro Gomila, ‘todo en esta vida es opinable’. El caso es que la otra madrugada me desperté sobresaltado por culpa de un maldito sueño. Parecía tan real, inevitable y el caso es que yo pensaba para mis adentros ‘tranquilo que todo está siendo un sueño’.

– Venga Rafa, al grano, ¿qué te despertó?

– Soñé que se habían celebrado elecciones generales y como presidente del Consell Insular de Menorca salía proclamado…no os lo vais a creer, no sé cómo decirlo, la verdad es que…

– ¡Vamos, vamos¡

– Está bien, ahí va: Soñé que Donald Trump era elegido por las urnas y democráticamente, y os advierto que la que se ría de mi sueño no le hablo en una semana, ¿vale?

– (Silencio absoluto)

– Escuchadme bien porque no tiene desperdicio. En su programa electoral llevaba como principal tema la creación de un muro que separe Menorca en dos mitades, la zona de Ciutadella con la de Mahón, la capital. Y no separadas por pared seca como cabía esperar, sino que la separación se llevaría a cabo poniendo en línea y seguidos una taula talayótica, una naveta y un dolmen, una taula talayótica, una naveta y un dolmen…y asi hasta finalizar, tal que copiar y pegar.

– Eso no te lo has inventado porque yo el otro día escuché en la radio o en la tele, en un programa de variedades, cómo se llama, como se.. sí claro ‘Salvame de luxe’.

– ¿Y qué carajo dijeron?

-Qué sé yo, ya no me acuerdo, me encontraba mal, oí campanas pero no exactamente de qué iglesia tocaban, así que, continúa Rafa con tu sueño, por favor.

– Continúo pero como alguna de vosotras hable, yo me callaré.

– Pero vamos a ver Rafa, ¿Qué hace un ‘yanky’ en el Gobierno de Menorca. No tiene sentido alguno, ‘alma de cántaro’’.

– Sea cual sea el motivo, Trump era nombrado presidente del Consell Insular de Menorca a título oficial, y del Condado de Donald Trump, vosotras reíros pero yo casi me caigo de la cama y lo último que recuerdo es… no estoy seguro… Claro, ahora me acuerdo… quería eliminar la edición escrita de Es Diari y dejar sólo la edición digital, el Menorca.info, … qué mal me lo pasé, yo no le veo la gracia por ninguna parte.

– Bueno, eso tiene sentido porque es un tema de tertulias de radio y televisión, está a la orden del día pero dime, ¿qué fue lo que te despertó tan sobresaltado…? ¿Algo más fuerte, ‘soñador de la pradera’?

– La decisión del magnate americano con nombre de pato de factoría de ficción, era reducir a menos de un tercio las rotondas que hay en toda Menorca, en todas las localidades, las que hay en carreteras…me volvía como loco viendo su rueda de prensa. No os lo podéis ni imaginar.

– ¿Algo más?

– Las webs de los ayuntamiento y del propio Consell, todas en castellano o inglés, el catalán ‘fot el camp’

– Y vas y te despiertas, ¿no?

– Reconozco que desperté serio, el trago fue largo y malo de narices, nervioso, enfadado, con los ojos rojizos sin saber qué hacer o qué decir, con respiración alterada.

– …

– Pero es que no os he contado lo más fuerte de la historia. Es increíble pero al finalizar decía el nuevo presidente del Consell Insular de Menorca: ‘He estudiado detalladamente vuestras fiestas patronales y habrá que hacer reestructuraciones importantes.

– ¿Reestructuraciones importantes? Ara ve lo bo.

– Por ejemplo, en Ciutadella no salen caixers femeninas. A partir de ahora, saldrán. Y en el resto de poblaciones, estableceré la paridad, es decir, 50 % de caixers y 50 % de caixeras. He dicho.

– Qué fuerte, qué fuerte, que fuerte…’e-increíble’, que diría Bisbal.

– Pero lo que realmente me despertó es cuando amenazó que en la próxima reunión consigo mismo decidiría lo de Menorca Talayótica, la explotación de La Mola, el contencioso de la familia Rubió, la ecotasa, qué hacer con el hospital militar y los cuarteles castrenses de las explanadas de Mahón y Es Castel, fiestas de Sant Joan, que el Sporting vuelva a Segunda, Unión y Menorca a Tercera y el Vive Menorca a la ACB,… Ah, y se me olvidaba… campos de golf, muchos.

– Dicen que la realidad supera la ficción…y quizás los sueños, por aquello de sentirlos tan ‘vivos’, afectan en lo físico y en lo psicológico.

– Por cierto, S’Enclusa está cerrada, ¿verdad?

– ¡Uy!, qué peligro, ¿no?

– El problema es que este tipo de personas son un entretenimiento para los medios de comunicación, contertulios, comentaristas, columnistas, editorialistas, que dan mucho juego para el dime y el direte de barra de bar, pero yo pregunto, ¿qué pasaría si a un incalificable Donald Trump le diera por inventarse una situación conflictiva tipo ‘La Isla del Peregil’, o tuviera que lidiar con un miura llamado Gibraltar? No ho vull ni pensar.

– Os acordáis de rezar. Pues venga, los tres en formato de coro… “Padre nuestro que estás en los cielos…”

– Amén.

Un gesto vale más que mil palabras

Lunes, Enero 16th, 2017

No hace muchos días, o como solemos decir por estos lares, ‘l‘altre dia de pagès’, un amigo íntimo –le llamaremos Juan- y quien les escribe quedamos con una tercera persona –Toni, por ejemplo- con el objeto de intentar de acercar ideas comunes para mejorar una sociedad de carácter deportiva que, según Juan, reúne las características perfectas para desarrollar un plan evolutivo a todos los niveles. Desde los más jóvenes, como benjamines, hasta la máximas del club, o sea juveniles. Pintaba bien porque la propuesta recogía servicios psicológicos, nutricionistas, mejoras sociales…ya os digo, un ‘planazo’.

La verdad es que Toni desconocía de la faceta de Juan, y viceversa, por lo que mi papel era de celestina y esta cita a ciegas podía resultar la bomba, forrarme de gloria o bien forrarme de m…

Sorpresivamente Toni no se presentó. Al otro lado de la línea telefónica una excusa filtrada por una ‘muy importante reunión coincidente con la nuestra’ nos dejaba con cara de tontos a los dos plantados, pero no por algo que puede sucedernos a cualquiera, sino porque a Juan y a mí nos faltó el gesto de la disculpa previa a nuestra llamada. No sólo habíamos sido segundo plato del menú, sino que ni siquiera figurábamos en la carta del día.

Me sentí fatal dado que era yo quien había concertado aquella cita a ciegas, pero Juan, que es experto en estas situaciones, me tranquilizó y restó hierro al entuerto. No sólo comprendió la situación sino que me radiografió de qué manera se defendería, con palabras y gestos, mi amigo (¿) Toni cuando le expusiera el compromiso en el que me había puesto con su ausencia empeorada con el agravante del olvido.

Qué importantes son los gestos en las personas, qué complemento más útil a la hora de transmitir y recibir sentimientos que, muchas veces, toman carta de naturaleza en momentos de extrema gravedad, continuando en la misma cuantificación del emisor y del receptor.

Como es sabido, El Clan de los Ayala hemos sufrido el fallecimiento de nuestro querido padre Rafael Ayala Jiménez (QEPD) y su motivo personal e íntimo de declinar la posibilidad de realizar el funeral que suele ser habitual, estimaba suficiente el velatorio con el objeto de que aquellos cercanos a la familia tuvieran oportunidad de hacernos llegar las condolencias oportunas. El velatorio es un caldo de cultivo precisamente de las múltiples y diferentes maneras gestuales de pronunciarnos en clara simbología no verbal.

Aquel@ que llega y te mira a los ojos –vidriosos por cierto- sin mediar palabra inclina la cabeza, te da la mano y se despide, el/la otr@ que saca a relucir su lado impertinente y te somete a un tercer grado necesitado (¿) de saciar su incotinencia impertinente, con el cómo, cuándo, por qué…aquel@ que hace años que no ves y te abraza de corazón de herman@, aquel@ que se acerca al féretro en silencio, se despide de él en silencio, luego de acercarse a ti con sencillez, te dedica una palabras de amor que te emocionan, aquel@ que se hace el puto amo del grupo y recuerda desventuras graciosillas coprotagonizadas con el que se fue pero que paulatinamente se va quedando solo y, por tanto marcha sin despedirse, aquell@s que se sientan junto a ti te apretan dulcemente las manos y comprenden en un estruendoso silencio, aquell@as invisibles en lo diario pero hoy toca hacerse visible y con la mirada te transmiten buen rollo…aquell@s que están y ni si te hubiera pasado por la cabeza que vendrían, y viceversa, pero esto, esto es harina de otro costal.

Qué importante es la política de gestos que puede llevar consigo una persona, tanto emisor como receptor. Qué bueno es aquella mirada amiga que ve, observa y está presto a cogerte la mano si desfalleces, aquel abrazo cálido que combate lo gélido del momento, aquella mano en el hombro acompañado de media sonrisa, o aquella sonrisa entera mojada por lágrimas incontenidas que te remiten al oportuno café programado para ‘cualquier día de estos’, aquella acaricia em la mejilla, aquella persona que opta por acompañar en silencio sentada en un esquina sin mediar palabra pero con un claro ‘estoy aquí por ti, amig@’… Sería interminable el análisis que podría interpretarse como un simple repaso a lo evidente o, en su defecto, a crítica pero nada más lejos de nuestra intención que no sea otra que agradecer una vez más, vuestros GESTOS de cariño, amor y amistad de los que somos objeto.

Una vez más, gracias a todo@s.

 

Queridos Reyes ‘Majos’

Miércoles, Enero 4th, 2017

Charlábamos los miembros de ‘El Clan…’ en compañía del senior de la familia y agotados los temas típicos y tópicos, no faltó –no recuerdo quién- el que poniendo un punto final a varios minutos de ‘diálogo de besugos’, acudiera al lamento más profundo que conocemos y que escribe un punto de inflexión en la reunión. ‘Ya es navidad, luego fin de año. año nuevo, los Reyes, Sant Antoni, disfraces, Semana Santa y vuelve a empezar con el verano y las fiestas patronales, todo esto en apenas una semana…’.

La verdad es que la vida, en líneas generales, es como un coche de carreras que se pone de cero a cien en apenas diez segundos. No diré segundos pero lo voy a dejar en minutos. Diez minutos. La película, de la cual tú y solo tú eres el protagonista, te encuentras intentando cumplir con el mandamiento de la siesta. Para conciliar el sueño viajas por la historia de tu existencia. Niñez, juventud, adolescencia, primer trabajo, primer amor, primer hijo, primer ‘ere’, primera depresión, primera hija, primeros óbitos familiares, primer divorcio…sí, son muchas cosas pero un día cualquiera, aquel coche frena de golpe y, efectivamente, han transcurrido diez minutos. Como me siento benevolente, un cuarto de hora desde el kilómetro cero hasta que ese frenazo que hace despertar tu inteligencia adormecida, a la postre provoca que, automáticamente, se active el panel de control y una lucecita roja parpadea. Sí, es tu conciencia que viene a someterte a un tercer grado desagradable porque como si fuera un ‘coach’ personal, tiene las preguntas exactas y te desgarra el llegar a la conclusión –subjetiva, por supuesto- de que tú, y sólo tú, eres el culpable del fracaso de la vida de la cual eres el ‘prota’.

Te despiertas sudoroso tras cumplir con la sagrada siesta, crees haber dormido toda la tarde, miras el reloj, has soñado mucho pero en muy poco tiempo: sólo diez minutos, apenas un cuarto…

La reiterativa intención de hacer dieta, dejar de fumar, ir al gimnasio, aprender inglés y un largo etcétera de deseos de voluntad que se derriten cual azucarillo en leche, coincide con el año nuevo la venida de los Reyes Magos de Oriente y, añadiendo una candidez propia de un niño de cuatro años, mentalmente hacemos nuestra particular carta a los Melchor, Gaspar y Baltasar. Los tres vienen y eso me consta, con la intención de llegar a tod@s l@s niñ@s con puntualidad tanto horaria como coincidente en lo que de ellos se esperaba.

Lo que ocurre es que cuando llega la Navidad, las reuniones familiares, la visita de amigos que ves una vez al año, regalos, deseos de buena salud… como si abriéramos un paréntesis en nuestras vidas, una tregua en la lucha diaria y hasta incluso llegamos a abrazarnos con aquellos que tiempo atrás –y desconozco los motivos- un día dejaron de saludarte. Si fulanito supiera lo que me importa su saludo…

Todos, y cuando escribo todos no me dejo en el tintero ni al apuntador, hacemos cartita para los Reyes –los independentistas, ¿a quién deben enviar su carta?– pero supongo que cada solicitud adulta contendrá deseos lógicamente diferenciados de las de los más ‘peques’.

Nosotros, que junto a los del senior de El Clan… sumamos más de doscientos años, por experiencia os vamos a pedir algunos favores, si se encuentra en vuestras manos ‘mágicas’.

Nos gustaría cambiaros el nombre. Lo de magos ya no cuela. Votamos por algo parecido pero que sonara a más realidad. A partir de ahora, ‘’Los tres Reyes MAJOS’. El impacto visual es leve y más moderno. Suponemos que siendo, de momento, mágicos, apostaríamos que tenéis contacto directo con el ‘crupier de la vida’. Pues un par de solicitudes… por ejemplo que después de ‘ganarles’ la partida a los David Bowie, Alan Rickman, Glenn Frey, Frank Sinatra, Prince, Juan Gabriel, Gen Wilder, Leonard Cohen, Zsa Zsa Gabor, George Michael, Matt Roberty, Bud Spencer, Muhamed Ali, Maurice White, Manolo Tena… y otros tantos (QEPD) que por espacio omito pero que tanto arte ofrecieron en horas invertidas en entretenimiento que nos hicieron felices cada uno en su apartado y momento. Pues eso, le dices que se deje ganar alguna vez, que si alguien hace trampa, mire para otro lado…

No, no amigos ‘Majos’, no vamos a caer en la torpeza de encargaros ‘salud, dinero y amor’, pero sí que nos traigais algunas dosis de cordura y pensamiento sensato a la hora de enfrentarnos a las pruebas diarias, a aprender amar a quien, quizás, no se lo merezca, a perdonar, a no enjuiciar… un poquito sólo, ¿vale? Como diría cierto actor televisivo de serie, un poquito de cordura, por favor’

Le decís al ‘crupier de la vida’ que nos libre de los disparates de Donald Trump, que le sustituya el suyo por un cerebro normal, que cesen las guerras, que de una puñetera vez acaben los juicios por las tarjetas ‘black’, el caso ‘Nóos’, que los responsables públicos sean honestos, que acabe la pederastia, el hambre en el tercer mundo, en definitiva, que nos formatee y volvamos a empezar.

Mis queridos Reyes ‘MAJOS’, esperamos no habernos pasado con nuestra exposición, pero alguien (más) tenía que decirlo.

Bueno, un último favor, pequeñito, asi de menudo, una simpleza… bueno, que el Real Madrid gane la Champions y la Liga. Sólo eso, ¿Vale ‘majetes’?

Feliz 2017 para todos.

Fdo. El Clan…